Kubo y nadie, un gran combo

El fin de semana anterior me vi dos películas que, a mi parecer, son unas grandes piezas visuales y vale la pena invertirles el tiempo y el dinero.  Son dos historias dignas de contar.

Los nadie (2016)

los-nadie

La primera vez que supe de la película, perdí mi interés por completo.  Como muchos que conozco, lo primero que se me cruzó por la cabeza fue: otra película sobre putas, sicarios, narcos y la “realidad de Medellín” que, aunque nadie niega que exista, pues no es ni de cerca la realidad de la mayoría de jóvenes de la ciudad.  Yo hace mucho tiempo atrás tomé la decisión de no ver ni aportar un sólo peso a ese tipo de producciones que siguen perpetuando esa imagen.  Quien me convenció de verla, fue un amigo que me envió su reseña sobre la misma en el festival de cine de Venecia, y no me arrepiento de haberle dado la oportunidad, porque la Medellín que vi, es la Medellín que conocí cuando llegué hace 20 años y que me acogió con su punk, sus pogos y su gente desparpajada para hablar y que te comparte sin problemas su única cerveza y su último cigarro.

La historia de estos jóvenes es bonita, es el sueño de la mayoría: salir de acá a conocer un poco de mundo y “quitarse el collar de arepas” que cargan.  No les interesa ser sicarios, no quieren ser prepagos, no les atrae ser el siguiente capo.  Personas de sueños simples pero grandes para su mundo y que viven el día a día con todos sus afanes.

Estéticamente es simple, a blanco y negro, sencilla y con diálogos hilarantes.  Los escenarios son los mismos ya vistos en otras producciones.  Lo más atrayente, para mí, son el vestuario y la musicalización que tienen ese componente de cotidianidad y punk que uno ve en los semáforos cuando salen a hacer su arte.

Como dato curioso y poco aportante, fue muy emocionante salir con una carga positiva sobre la vida y la ciudad, y encontrarse a uno de los protagonistas en el lobby, haciendo sus malabares.  No se la pierda, dese la oportunidad de conocer una Medellín mucho más real que la de Rosario, la vendedora y los sicarios.

Kubo y la búsqueda Samurai (2016)

kubo-and-the-two-strings

Su nombre es Kubo, narra historias a través del origami y su instrumento musical shamisen, sólo tiene a su madre y su mayor sueño es poder conocer a su padre muerto, pero un día perderá todo lo que tenía al perseguir ese sueño, y termina embarcado en una aventura épica, mucho mayor que la de sus personajes, y descubrirá que la vida se mueve entre grises, y no de blanco al negro.

Cuando vi el trailer de la película, me llamó mucho la atención su estética de stop motion en 3D y el argumento que lleva a una búsqueda espiritual muy bonita (para mí): aprender sobre nuestra familia y entender que cada uno es un ser único, y que aunque hay diferencias y a veces no los entendemos, siempre podremos lograr grandes cosas cuando contamos con ellos.

La animación es impecable, la historia tiene una narrativa y una estética muy cuidada, la música es maravillosa, y si puede, véala en la versión original, que cuenta con las voces de muchos grandes del cine como Charlize Theron, Ralph Fiennes, Rooney Mara, entre otros.

Es una bonita historia, que quizá los pequeños no disfrutarán tanto como los Minions o Toy Story, pero que  los adultos encontraremos edificante y divertida.

¡Hasta el otro viernes!

P.D.: ¿Ya se vio Star Trek: Beyond? Si es un trekkie, no deje de pasar por la sala a verla, se llevará muchas gratas sorpresas, tanto visuales como auditivas.

La nueva “onda”

Y después de posponer este post por un tiempo, más por falta del mismo que por falta de ganas, hoy me siento de nuevo por acá con el firme propósito de volver a sacarlo todos los viernes, sobre las películas que a MÍ me gustan (y lo pongo en mayúscula, pues como siempre he dicho, el gusto es algo muy personal) y que se las traigo por acá por si alguna le llama la atención.

Y hecha la aclaración anterior, pasemos pues a lo que solía hacer los viernes por estos lados: todo lo relacionado con el cine.  Y quiero arrancar por mi nueva obsesión: death note.  Ya sé que lleva mucho tiempo en el mercado, pero apenas hasta el fin de semana anterior pude sentarme por casi 3 días a ver completa la serie animada y quedé absolutamente enamorada de la misma.  Si no la conoce o no la ha visto, creo que vale mucho la pena verla siempre y cuando se mantenga la mente abierta, ya que muestra un lado de la humanidad que a muchos no nos gusta.

Se estará pensando que qué tiene que ver esto con el título del post, pero la razón es que no habiendo terminado de verla, me enteré que la plataforma Netflix está preparando una película sobre la serie que saldría el próximo año, y aunque para mi gusto personal hay algunos huecos en el cast elegido, me hace pensar en la gran alternativa que se convirtió para muchas productoras, directores y hasta fans que quizá no encontraron en los medios tradicionales el apoyo que requerían para sacar su proyecto adelante.  Si es como yo y sigue a la plataforma de cerca, se habrá dado cuenta que tiene un pool muy grande de películas y series propias, para todos los gustos.  Ya en algún momento había sugerido a Sense8, y pienso que como tal, Netflix ha revolucionado el mundo con sus películas y series generando un nuevo modelo de negocio del entretenimiento hacia donde el mundo ha volcado sus ojos.

Y volviendo al tema de la película de death note (y no habiendo visto las películas existentes) siento que quizá hubiese sido mejor pensar en una serie, tal como hicieron con Shadowhunters, además de que no me convece mucho el actor que escogieron para el rol principal.  Pienso que hubiera encajado mejor como L que como Light, pero habrá que esperar hasta que la estrenen a ver si logra mantener la magia.  Hasta ahora muy pocos remakes han logrado capturar la magia del original, pero no hay que juzgar hasta no ver.

Si usted fuera el productor y fan de la serie y no tuviera ningún tipo de restricción, ¿Cuál sería su cast ideal para la película?

Bodas, súper héroes y lo duro de la guerra

Acá el video

Por acá les dejo los links de las especificaciones de las películas del post:

Son tres películas de 3 géneros muy diferentes, pero que vale la pena darles la mirada, dependiendo de cómo esté el ánimo en el momento.

No se olviden de pasar por mis redes sociales, ¡Y hasta la siguiente! (Prometo hacer uno más largo y con más detalle)

Espantos no tan espantos y anti-héroes

Les traigo para hoy las dos últimas películas que he visto.  Como siempre, mi recomendación es que vean la película si les llama la atención, y saquen sus propias conclusiones, porque el cine es para todos los gustos.

El niño

(imdb) (tráiler) A todo padre le importa y le preocupa el futuro de sus hijos: criarlos bien, que tengan un buen futuro, que tengan las herramientas necesarias para salir a la sociedad. ¿Pero qué pasa cuando un hijo es muy “especial”? ¿Cómo prepararse ante este monstruo que está creciendo?

La película como tal, para mi gusto, no es la gran maravilla cinematográfica, y dudo mucho que llegue a ser referente en el género de suspenso, pero debo resaltar que su plot twist del final dejó a más de uno en la sala con la boca abierta.  Es por esta razón que me gustó y recomendaría verla, porque ese giro final que hace explotar la mente, es la que lo lleva a uno de estar medianamente asustado a salir con una gran sonrisa en la boca e impresionado.

Los paisajes son bonitos, muy británicos y lo suficientemente oscuros para convencer en la historia.  La casona donde se desarrolla aporta muchísimo a la trama, está muy bien escogida y es el perfecto escenario para el plot twist.  Las actuaciones son convincentes, aunque por momentos se siente forzada la protagonista, y a pesar de los clichés, logra atraer a quien la ve.

En general, no creo que sea una gran película, pero presiento que es el nacimiento de una nueva saga ya que al final da la sensación de que veremos más de esta historia

Deadpool

(imdb)(tráiler) No es un héroe en el sentido tradicional de la palabra, pero por lo menos procura hacer lo que es correcto, al menos para él.  Del mundo de Marvel se estrena la película de uno de sus personajes más ácido y bocón de todos.

Con escenas de acción bastante interesantes, un intro muy divertido, una banda sonora de lujo, y una actuación más que magistral que hace olvidar el mal sabor de Linterna verde, esta película redime a Ryan Reynolds en la piel de un super héroe que parece haber sido hecho a la medida (como le pasó a Cris Evans con el capitán américa), pues ya era conocido por su gran bocota y su capacidad para la comedia ácida.

Cada personaje, cada historia, cada momento parece haber sido cuidadosamente planeado en la historia en general, pero no extrañaría que mucha de esa actuación fuera improvisada, tal y como sucedió en “Wolverine: Orígenes” donde hace su primera aparición y logra interpretarlo de tal manera que se ganó su propia película.

El humor es muy ácido, las referencias son por montones (las puede googlear si quiere), los momentos enternecedores puede salirse de ese personaje cómico y convencer (momento tierno: cuando le diagnostican el cáncer) y las risas están aseguradas en casi toda la película.  Definitivamente, vale la pena ir a verla y disfrutar HASTA EL FINAL.