Pero no la violente… #FelizDiaDeLaMujer

Desde hace algún tiempo he venido pensando en este post, pero quise esperar a este día en especial para publicarlo.  Lo escribo con mucho respeto a todas mis congéneres y a todos los hombres que de alguna manera violentan a alguien por sus decisiones de vida.

En mi facebook he visto cada vez más imágenes de “mujeres y hombres de verdad”, donde alaban ciertas características y desprecian y denigran otras.  Que lo publiquen hombres al final no me extraña, pero ver a mujeres haciéndolo me dejó enojada y triste: ¿por qué nos seguimos atacando entre nosotras mismas? ¿Por qué nosotras seguimos justificando y, de cierta manera, apoyando la violencia?.

Mi invitación es muy sencilla y simple: está bien que no nos gusten las decisiones de vida de los demás, inclusive que hasta cierto punto las desaprovemos, pero eso no nos da autoridad moral de violentarlos, o violentarlas.  Son SUS decisiones, y si es lo que los hace felices y no nos afectan realmente, entonces simplemente no generemos más violencia.

Pondré acá algunos de los ejemplos que más he visto. Conozco a algunas mujeres que han tomado estas decisiones y sus razones me parecen válidas, aunque algunas yo no las tomaría.  Lo escribo en femenino porque son los ejemplos que más abundan, pero esto es “del mismo modo y en sentido contrario” y si se le ocurre algún otro ejemplo, es bienvenido de compartirlo conmigo.

Está bien que a usted no le agrade una mujer que no se come una hamburguesa doble carne con queso y tocineta porque eso significaría perder horas, tiempo y esfuerzo invertidos en su físico. Si no le gustan no salga con ellas, pero no las violente.

Está bien que a usted no le agrade una mujer que no lee, que le parece aburrido hacerlo y prefiere pasar su tiempo viendo en la tv lo que le apetece.  Si no le gustan no salga con ellas, pero no las violente.

Está bien que a usted no le llamen la atención las mujeres algo masculinas que disfrutan viendo deportes y son bruscas al hablar, con una risa estrafalaria y sin pelos en la lengua.  Si no le gustan no ande con ellas, pero no las violente.

Está bien que a usted le exasperen las mujeres que se toman selfies cada 5 minutos y saben que son hermosas y se ven bien, que adoran maquillarse y la alfombra roja es lo de ellas.  Si no le atraen no vea sus fotos, pero no las violente.

Está bien que a usted le parezca arcaico que una mujer tenga como mayor aspiración casarse y tener hijos, y exponerse al trabajo más denigrado y por debajeado del mundo moderno: ser ama de casa. Si no se quiere casar con una mujer así no lo haga, pero no las violente.

Venimos en todos los tamaños, formas, olores, colores, sabores y miles de cosas más que nos hacen únicas.  Para gustos hay variedad, ya es hora de dejar de violentarnos y seguir perpetuando los estereotipos que tanto han oprimido a la sociedad.  Recuerden que si queremos que nos acepten como somos, debemos de ofrecer lo mismo.

image

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s