Ni diablo, ni rojo… Por un año más

Para nadie es un secreto el amor profundo que siempre le he profesado a mi equipo del alma: América de Cali.  Fue un amor que nació hace 20 años en la época dorada, aunque en esos momentos poco entendía de fútbol y más de rivalidades.  Con el pasar de los años gocé, celebré, sufrí y maldije lo que sucedía con mi equipo: seguía sus pasos de cerca y viví y respiré por los poros cada partido, cada gol, cada sensación que la casaca roja provocaba.  El descenso fue un balde de agua fría que me congeló el alma, y aún así seguí pendiente y al pie del cañón, porque la categoría la recuperábamos rápido y un año en la B nos serviría para recuperar el impulso.  Hoy nos encontramos preparados para pasar un tercer año en esta categoría, pero ya algo en mí cambió: aburre escuchar las mismas promesas de esos directivos que hicieron que cayéramos acá y ver el poco entusiasmo que algunos jugadores le ponen a los partidos.  Nos dicen que aguantemos, que un hincha de verdad no abandona, pero los hinchas también queremos resultados, que dejen de jugar con nosotros y que nos respeten: Que llenemos el estadio pero que aguantemos que pierdan constantemente.

Recuerdo que un amigo tuvo una pelea por twitter con otra hincha sobre qué era más importante: si el asenso o ganar el campeonato, y al final ninguno de los dos se dio.  Golpe bajo a la moral del hincha, al aguante, a ese amor que nunca se irá, pero que cada vez va doliendo más.  Poco o nada me importan las burlas de los demás, me duele es ver lo mucho que pierde el equipo como institución con estas cagadas, porque  las cosas hay que decirlas con el nombre propio, y son cagadas de elefante lo que vienen haciendo. ¿Cómo quieren que hayan más patrocinios si no hay resultados? ¿Más hinchada para un equipo que no da resultados? Hay que ser consecuentes señores directivos y jugadores.

Se viene el tercer año en la categoría B equipo de mis amores, y aquí seguiré apoyando, pero no pidas más de lo que ya te ha dado la hinchada, es hora de que te pongas los pantalones y nos devuelvas la alegría de seguirte.  Queremos de nuevo tu fútbol, tus emociones, que nos sigas dando razones para amarte como lo hemos hecho por tantos años, pero también respétanos como hinchas, ya está bueno de que estos directivos se sigan engordando de cuenta de nosotros y pongan poco o nada para mejorar, y a veces pareciera que te quisieran dejar morir.  No más jugadores “pechi-fríos” y no más lata de “aguante” o “hay que apoyar”, exigimos resultados porque este proceso ya lleva demasiado tiempo.

Ni diablo, ni rojo… Por un año más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s